martes, 20 de noviembre de 2012

Medidas para evitar el alcoholismo

El alcoholismo es una enfermedad que se caracteriza por el consumo excesivo de bebidas alcohólicas que repercuten tanto en la salud física como psicológica del individuo y de quien lo rodea. 

El primer signo de alarma lo percibe la familia, por los desajustes que observa en la persona, como por ejemplo: desacuerdo conyugal, malos tratos a los hijos y a la pareja. Después, cuando el consumo de alcohol se hace prolongado, el bebedor comienza a perder amigos o cambia su anterior círculo social, disminuye su rendimiento en el trabajo, se vuelve más vulnerable y propenso a los accidentes. 

Existen una serie de variables sociales que originan el consumo de alcohol, tales como: un bajo nivel educacional, económico, falta de empleo, de afecto y baja autoestima. Por ello, es fundamental el difundir en la población cómo prevenir el alcoholismo, así como sus efectos dañinos y sus consecuencias, lo cual evitará que este padecimiento continúe aumentando.
 

Realizar periódicamente charlas por parte de expertos de un centro de rehabilitación para alcohólicos, dirigidas tanto para adolescentes como adultos, desarrollar actividades recreativas donde no se incluya la venta de bebidas alcohólicas, proyectar documentales, videos sobre el alcoholismo y contactarse con personas afectadas en pequeños grupos para que platiquen su experiencia, son algunas actividades que ayudarán a conocer esta enfermedad y así evitar su propagación. 

Algunas medidas para prevenir el alcoholismo son: 
No beber alcohol para aliviar el malestar físico o cansancio.

No tomarlo en ayunas para quitarse el mal sabor de boca o evitar sentir hambre.

Poseer una pequeña cantidad o ningún alcohol en casa. 
Estar alerta a las tentaciones, es decir, conocer que personas y lugares lo harán beber alcohol. Si bebe, que sea de forma moderada. 
Tener una buena comunicación y confianza con familia y amigos. 
Evitar mezclar bebidas, ya que el efecto que produce es más rápido y con mayores consecuencias.
Mantenerse activo, es básico para mantener la mente ocupada. 
Practicar ejercicio, deporte algún juego, caminar, leer un libro o viajar, además de sentirse bien, no le dará tiempo para pensar en adicciones. 
 

No es necesario tomar alcohol para divertirse, el poder vivir libre y el ser independiente, es indispensable para el bienestar y la felicidad de los seres humanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada